Estados Unidos acepta responsabilidad en tema de drogas

Los secretarios de Estado, Rex Tillerson, y de Seguridad Nacional, John Kelly, admitieron que la demanda en su país por drogas ilegales alimenta la violencia en México y que debe ser reducida para resolver el problema

Ambos funcionarios reconocieron que el problema del narcotráfico y los grupos criminales que mueven drogas es suyo, y no sólo de México, y agregaron que es necesario implementar un plan de reducción de la demanda interna de narcóticos en su país.

“Sabemos que somos parte del mal que produce el flagelo del narcotráfico y la factura se paga en buena parte en México con violencia y muerte”, recalcaron. Agregaron que “queremos salvar los obstáculos del pasado, estamos compartiendo recursos porque nos une un objetivo: debemos poner alto al flagelo del narcotráfico.

Nosotros como estadounidenses somos quienes damos origen a este mercado, pero México es quien debe combatir a los cárteles”. “Como estadounidenses, debemos asumir este problema, es nuestro (…). Como estadounidenses, necesitamos aceptar que nosotros somos el mercado”, dijo el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, durante un diálogo de alto nivel sobre seguridad con funcionarios del Gobierno de México.

El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, coincidió en que Estados Unidos es “un imán” para las drogas debido a la demanda de muchos adictos, y admitió que son “nuestros amigos en México quienes más sufren el peso de la violencia” del crimen organizado.

“Lo primero que tenemos que hacer, porque es la fuente de todos los problemas, es hacer frente a la demanda en Estados Unidos”, sostuvo Kelly. “Si los estadounidenses entendieran que pasárselo bien el fin de semana con unas drogas resulta en muertes en México, o en Colombia; si entendieran que eso provoca la muerte de periodistas y gente en toda la región, pero particularmente en México, eso reduciría significativamente la cantidad de drogas” consumidas, continuó.

Vía: El Universal