Estados Unidos realiza pruebas de sistema antimisiles

El Pentágono anunció que llevó a cabo con éxito una prueba de susistema antimisiles con la intercepción de un proyectil sobre Alaska, en medio de las crecientes tensiones militares de EU con Corea del Norte.

El ensayo se llevó a cabo con el Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés), el escudo antimisiles que Estados Unidos desea desplegar en Corea del Sur y al que se oponen otras potencias como China.

El pasado 4 de julio, Corea del Norte lanzó con éxito un misil balístico intercontinental que voló más tiempo que cualquier prueba de misiles llevada a cabo hasta la fecha por Pyongyang y que teóricamente podría alcanzar Alaska.

La prueba antimisiles de hoy se llevó a cabo desde la base de la 11 Brigada de Artillería Aérea de Defensa, con sede en Kodiak (Alaska), utilizando los mismos procedimientos que en un escenario de combate, agregó el Pentágono.

El mismo día en que el régimen de Kim Jong-un efectuó su más reciente prueba de un misil intercontinental, el undécimo en lo que va de año, Estados Unidos y Corea del Sur efectuaron unos ejercicios militares con misiles para demostrar su “capacidad de fuego”.

En esos ejercicios, sin embargo, se utilizó el Sistema de Misiles Táctico del Ejército de EU, conocido como ATACMS, y el modelo balístico surcoreano Hyunmoo II, con los que se lanzaron misiles en aguas territoriales de Corea del Sur.

Ya el pasado 21 de junio, Estados Unidos y Japón realizaron una prueba de interceptación de un misil de medio alcance sobre el océano Pacífico que resultó fallida.

Anteriormente, el 30 de mayo, el Pentágono culminó con éxito una prueba de interceptación de un misil balístico intercontinental lanzado desde las islas Marshall, que fue capturado sobre el Pacífico por un proyectil que partió de Vandenberg.

El Pentágono niega en todo momento que estos ejercicios y demostraciones de su capacidad militar tengan que ver con Corea del Norte, cuyos ensayos con misiles balísticos son considerados por el gobierno de EU como una amenaza a la seguridad mundial.

Corea del Norte sigue avanzando en su capacidad de tener tecnología de misiles de largo alcance capaz de llegar a territorio estadunidense, así como en el desarrollo de una ojiva nuclear lo suficientemente compacta como para ser armada en un misil.

El Pentágono, por su parte, está efectuando una revisión de su sistema de disuasión nuclear, integrado por misiles intercontinentales, bombarderos estratégicos y submarinos nucleares, para determinar si hay necesidades de modernización.

Excelsior