Pánico en España por doble atentado terrorista

Dos atentados terroristas perpetrados con horas de diferencia en el centro de Barcelona y en la localidad de Cambrils, en Tarragona, causaron la muerte de 13 personas y al menos un centenar de heridos.

Además, seis presuntos terroristas murieron por disparos de la policía y dos sospechosos fueron detenidos en los primeros atentados perpetrados en España desde los ocurridos el 11 de marzo de 2004, cuando 11 bombas estallaron en cuatro trenes de Madrid causando la muerte de 192 personas.

En el primer ataque de ayer, una camioneta embistió a la multitud en la avenida La Rambla de Barcelona, dejando al menos 13 muertos y un centenar de heridos.

La camioneta atravesó a toda velocidad la más turística de las avenidas de Barcelona, donde suelen pasear visitantes españoles y extranjeros, y recorrió al menos 600 metros arrollando gente, generando escenas de pánico.

El ataque cobró un mayor número de víctimas por ocurrir en la avenida más popular de Barcelona, el lugar donde históricamente se celebraban los triunfos del Barça, se manifiestan sus habitantes o dan rienda suelta a sus bajas pasiones.

La historia de la avenida data del siglo XIX, cuando Barcelona destruyó las murallas que limitaban su crecimiento y construyó un paseo para unir la parte alta de la ciudad al mar.

Además de españoles, entre los atropellados hay personas originarias de Venezuela, Argentina, Perú, Cuba, Italia, Francia, Colombia y otras 11 nacionalidades, dijo un portavoz de Protección Civil.

Testigos describieron escenas de terror en la concurrida zona de la ciudad más turística de España.

La policía arrestó a dos sospechosos, un español y un marroquí identificado como Driss Oukabir, por el atropellamiento masivo en Barcelona, pero el conductor de la camioneta logró escapar, según las autoridades.

Poco después del ataque, policías que bloqueaban el acceso a La Rambla fueron arrollados por un conductor. Una agente terminó con una pierna rota por el impacto del vehículo, informaron fuentes de la policía.

Los agentes hirieron al sujeto, que logró conducir unos tres kilómetros antes de morir. Fue hallado en el interior de su vehículo.

Este ataque fue condenado por la Casa Real española en un mensaje en Twitter: “Son unos asesinos, simplemente unos criminales que no nos van a aterrorizar. Toda España es Barcelona. La Rambla volverá a ser de todos”.

El jefe de gobierno, Mariano Rajoy, viajó a Barcelona, donde anunció tres días de luto nacional.

“Estamos unidos en el dolor, pero estamos sobre todo unidos en la voluntad de acabar con esta sinrazón y con esta barbarie (…) Los españoles vamos a vencer”, dijo el mandatario en un mensaje en
televisión.

Un segundo ataque con misma fórmula

Horas más tarde, ya en la madrugada del viernes, hora local, los Mossos d’Esquadra, la policía regional de Cataluña, informó que mató a cinco presuntos terroristas en un segundo atentado en Cambrils, una localidad de costa a 120 kilómetros de Barcelona.

De acuerdo un portavoz del gobierno regional, seis civiles y un policía resultaron heridos cuando un vehículo arrolló a la multitud en esa localidad al sur de Barcelona.

Entre los seis civiles heridos, dos están graves, mientras que el agente herido está fuera de peligro, añadió la policía.

Agencias