Sube la tensión por el referéndum en Cataluña

Las dos principales organizaciones que lideran las movilizaciones independentistas repartieron ayer “papeletas oficiales” para el referéndum del próximo 1 de octubre.

Con detenciones, registros y multas el gobierno de Mariano Rajoy emplea todas sus fuerzas para responder al desafío lanzado por los independentistas, que ayer de nuevo tomaron las calles.

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, las dos organizaciones secesionistas denunciadas por la Fiscalía debido a los disturbios durante una operación para evitar el referéndum, hicieron un llamado ayer a los catalanes a la “movilización social permanente” hasta el 1 de octubre.

Cientos de voluntarios repartieron en Barcelona un millón de papeletas, según las asociaciones, con la pregunta oficial del referéndum ilegal: “¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente en forma de república?”.

Ese reparto se hace días después de que la Guardia Civil, por orden judicial, incautara de entre seis y nueve millones de papeletas durante un registro realizado en una nave industrial de Barcelona, para impedir una consulta que el gobierno central en Madrid ha calificado de ilegal.

Miles de personas impidieron durante horas a la Guardia Civil salir de la Consejería de Economía de Cataluña , donde por orden del juez realizaban un registro y, por estos disturbios, están acusadas de sedición.

Según el último sondeo del instituto demoscópico regional, publicado en julio, 49.4% de los catalanes se opone a la independencia y 41% la desea.

Agencias