Aumenta la tensión en el penal de Cadereyta

Aldo Fasci Zuazua, director del Centro de Información para la Seguridad del Estado, de Evaluación y Control de Confianza  de Nuevo León (CISEC), actualizó la cifra a 17 reos que perdieron la vida durante el motín del lunes y martes en el penal de Cadereyta. Informó que 11 de ellos están acusados de delitos como secuestro y están vinculados al crimen organizado; al resto se le acusa de delitos graves y violentos.

En un comunicado, informó que falleció uno de los reos que estaba hospitalizado, y dio a conocer el listado de los muertos, de los que sólo hay uno pendiente de ser identificado.

Antes, en rueda de prensa conjunta con el procurador estatal, Bernardo González, detalló que suman 31 los lesionados, de los que “hay una lista: cuatro en quirófano, uno de ellos herido por arma de fuego. Del resto no corre riesgo su vida, pero siguen hospitalizados”, indicó.

Familiares de internos se enfrentaron ayer dos veces con los policías que resguardan el acceso al Penal de Cadereyta.

Lo anterior, luego de darse a conocer la lista con los nombres de los internos fallecidos.

En la mañana, los familiares aventaron piedras y palos a los policías y éstos respondieron con gas para dispersarlos.

Los inconformes pedían mayor información sobre los hospitales a donde fueron trasladados los heridos.

Un segundo enfrentamiento ocurrió después de las 19:00 horas. Los familiares volvieron a aventar palos y piedras a los uniformados, quienes repelieron la agresión con gas lacrimógeno.

Los familiares trataban de impedir la entrada y salida de patrullas.

Excelsior