Guillermo del Toro emociona en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara

Guillermo del Toro inauguró el sábado una sala con su nombre en la nueva Cineteca de Guadalajara, anunció la beca Jenkins-Del Toro para un estudiante de cine y brindó una master class ante jóvenes y figuras de la industria cinematográfica en México.

Flamante ganador del Oscar a Mejor Director por su cinta The Shape of Water, el tapatío también fue ovacionado por sus paisanos en el marco del Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG).

El director brindó la primera de las tres charlas gratuitas que dará en la nueva Cineteca tapatía, donde se mostró dicharachero y siempre amable, al lado de su amigo, el crítico de cine Leonardo García Tsao, quien fungió como una especie de moderador.

Siempre amable con su público, en su mayoría jóvenes, estudiantes de cine o de carreras afines, pero también con funcionarios de cultura, estatales y federales, artistas y actores de la industria cinematográfica en México, todos querían estar cerca del “gordo”, el hombre del momento.

Desde las 10:00 horas del sábado ya había fila para entrar la master class programada para las 16:00 horas. Y a pesar de ser gratuita, también había vivales que ofrecían boletos en redes sociales para poder ver a Del Toro en el auditorio Plácido Domingo del Conjunto de Artes Escénicas de la Universidad de Guadalajara, donde se encuentra la nueva Cineteca.

Del Toro habló de The Shape of Water, el proyecto con el que también ganó el Oscar a Mejor Película, que portó orgulloso. Ambas estatuillas las trajo consigo a la charla. “Los gemelos”, dijo. En la sesión de preguntas, los jóvenes lo cuestionaron, “¿cuál es la clave del éxito?”.

No hay secretos, sólo es trabajar, aferrarte, “tener rabia para lograr lo que quieras”, repite Del Toro. No hay que esperar a que el gobierno te ayude a hacer cine. “La mejor escuela para hacer cine es hacer cine”. “Después de lograr hacer cine en México, lo puedes hacer en cualquier parte”, insiste.

“Una última pregunta”, dice García Tsao al público porque el director tiene que ir a inaugurar su sala de cine. “No”, dice Del Toro, “nos echamos otras cinco”, siempre amable, siempre agradecido con su público, incluso recibe regalos y se le nota la alegría cuando los recibe, una playera y un peluche.

La nueva CIneteca de Guadalajara bautizó una de sus salas, con el nombre del cineasta, una de las dos más modernas en Latinoamérica, la otra está en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos, también en México. Fue estrenada con la proyección de un viejo cortometraje del director, llamado Geometría. A la inauguración acudió incluso la secretaria de Cultura, Cristina Cepeda y otros personajes de la industria del cine, como Alejandro Pelayo, Director de la CIneteca Nacional.