Reparto da visto bueno a Sabrina

Para celebrar el éxito de El mundo oculto de Sabrina, Netflix ha lanzado un video con el reparto de Sabrina, cosas de brujas, la serie de los 90 en la que se inspira la nueva versión protagonizada por Kiernan Shipka. Melissa Joan Hart, quien interpretó a la bruja adolescente; Nate Richert, quien dio vida a Harvey; y Beth Broderick y Caroline Rhea, encargadas de encarnar a Zelda y Hilda, aparecen en el clip reaccionando a la recién lanzada ficción, comparándola con la original.

“Esto no va a ser muy divertido”, dice Richert. Y es que, a pesar de estar inspirada en la serie de los 90, El mundo oculto de Sabrina le da una vuelta de tuerca, con una estética oscura alejada de la cómica primera versión. “Me estoy asustando, eso da miedo”, asegura el el actor. “No me gusta la música de miedo”, apunta Rhea.

“Oh, es Salem”, dice Hart, en una escena en la que aparece el mítico gato negro de la protagonista. “Da mucho miedo, no creo que pueda verlo sola”, confiesa Broderick. “Esta serie es aterradora”, añade Rhea. “¡Pero queremos ver más! Más, por favor”.

La escena en la que Sabrina y las Hermanas Extrañas usan la magia para dar una lección a un grupo de chicos misóginos en las minas también causó sensación entre los actores. “A mí no me dejaban quitarme la ro… Bueno, en una escena corrí desnuda”, relató la protagonista.

“¡Esta no es nuestra Sabrina”, dice Rhea. “Nunca habríamos permitido a Sabrina comportarse de esa manera”, agrega Broderick. “Es muy política la pequeña Sabrina, está empoderada”. “Este Salem parece mucho más real que el nuestro”. Y es que en la versión de los 90, el gato de la bruja adolescente estaba encarnado por una marioneta.

El reparto da su visto bueno a la serie, aunque todos coinciden en que es más terrorífica que la anterior. “No voy a dejar que mis hijos la vean. Probablemente esta versión les guste más, pero no les diré que existe de momento”, concluye Hart. “Es muy intrigante. Muy oscura, muy diferente”, señala Broderick.

Sabrina, cosas de brujas, se emitió entre 1996 y 2003, sumando un total de 7 temporadas y 163 episodios. La comedia seguía las aventuras de una joven que descubre que tiene poderes. Sus tías, también brujas, le enseñan cómo utilizarlos. Las escalofriantes aventuras de Sabrina supone un cambio radical respecto a la original, aparcando la comedia y centrándose en la ambientación del género de terror.