Macron da marcha atrás al alza de gasolina

SONA 89.3FM.-El gobierno francés anunció este martes la suspensión durante seis meses de la subida del impuesto a los carburantes para intentar salir de la crisis provocada por las protestas de los “chalecos amarillos”, que han derivado en violentos enfrentamientos.

El alza del impuesto a los combustibles, que debía entrar en vigor el 1 de enero, fue el detonante de las protestas de los llamados “chalecos amarillos”, un movimiento atípico, que nació a mediados de noviembre en las redes sociales, sin líder ni estructura.

Para intentar apaciguar los ánimos, el gobierno anunció también la suspensión del alza de las tarifas del gas y de la electricidad durante el invierno.

Pero estas medidas fueron rápidamente consideradas insuficientes para algunos miembros de los “chalecos amarillos”, que han ampliado sus reivindicaciones.

Muchos exigen ahora un aumento del salario mínimo, una subida de las pensiones y la restauración de un impuesto al patrimonio de los más ricos, entre otros.

Esta es la primera vez que el gobierno de Emmanuel Macron, que llegó al poder con una agenda reformista, retrocede ante la presión de las calles.

“Desde hace meses nos preguntábamos quién lograría hacer ceder al gobierno y al presidente. Y como siempre, vino de un movimiento que nadie predijo”, comentó el directo adjunto del instituto OpinionWay, Bruno Jeanbart.

Macron, que no ha hablado públicamente sobre esta crisis desde su regreso del G20 de Buenos Aires el domingo, espera con estas medidas evitar que se reproduzcan las escenas de guerrilla urbana del sábado. Sobre todo que desde hace unos días se multiplican en las redes sociales convocatorias para nuevas manifestaciones el próximo sábado.

 

Sin contar que el clima de protesta parece extenderse a otros sectores. Desde el lunes la movilización se ha ampliado a los estudiantes de secundaria que salieron a protestar en varias ciudades del país. Los agricultores han anunciado también movilizaciones la próxima semana.

La popularidad del jefe de Estado, de 40 años, está en mínimos. Apenas 23% (-6%) de los encuestados aprueban su acción, según un sondeo Ifop-Fiducial divulgado este martes.

En cambio, el 72% de los franceses apoya a los “chalecos amarillos”, pese a la violencia que empañó algunas manifestaciones, según un sondeo realizada por el instituto Harris Interactive.

El alza del impuesto a los carburantes no se aplicará “antes de ser discutida por todas las partes implicadas”, precisó Edouard Philippe, quien anunció una concertación a nivel nacional entre el 15 de diciembre y el 1 de marzo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AFP